China Railway Museum (Pekín, China)

 

Siempre que viajo, trato de conocer y visitar los motivos ferroviarios mas destacados de cada país o región. No siempre es posible, pero en este caso, en un viaje a Pekin quise visitar el Museo del Ferrocarril de China.

Situado a las afueras de Pekin, la via más cómoda de llegar es en taxi. Pero el tráfico es un caos y los atascos de bloqueo total. Finalmente, decidimos abandonar el taxi y seguir andando varios kilómetros hasta el museo. El museo esta situado cerca de la vieja estación de Zhengyangmen, en una zona despejada, amplia, al lado de las vias de tren, en una gigantesca, inmensa y diáfana nave. El concepto es absolutamente diferente a lo que estamos acostumbrados en Europa.

Los 16.500 m2 de la nave permite tener el material colocado espaciosamente, con enormes pasillos para pasear cómodamente entre locomotoras, con buena distancia para verlas bien. Como todo en China, es grande. La iluminación natural de la nave es excelente. Mucha luz natural que contrasta con muchos museos oscuros europeos.

El museo muestra la espectacular evolución del ferrocarril chino, con material de fabricación británica, japonesa, rusa y americana principalmente. Respecto al material expuesto, poco puedo decir. Hay unas 40 locomotoras. Obviamente, no soy conocedor del material chino. Pero hay gran cantidad de locomotoras históricas de vapor, de estéticas y colores absolutamente diferentes a lo que estamos habituados. Es muy interesante detenerse en los particulares detalles constructivos. La conservación de todas ellas es excelente. Como pieza a destacar la famosa locomotora de Mao Zedong, la primera vaporosa china, con su numeración ‘0’. También mucho material diésel y eléctrico, hasta su potente alta velocidad actual.

 

 

Anuncios