Viaductos del centro de Francia 

En el centro de Francia, cerca de Clermont Ferrand, se encuentran varios antiguos viaductos ferroviarios metálicos, obras de ingeniería de indudable interés, entre los cuales destaca el de Garabit.        

En primer lugar, cabe localizarlos aproximadamente en el mapa. Alguno no es fácil de encontrar:

 Viaducto de Garabit.

Situado a unos 110 km al sur de Clermont Ferrand, es uno de los viaductos más espectaculares que pueden contemplarse. Por varios motivos: Por sus dimensiones, por que se puede observar y fotografiar en multitud de perspectivas y ángulos y por el color con el que está pintado: color rosa. Se puede contemplar fácilmente desde un área de descanso de la autopista A75 (Clermont-ferrand a Béziers), concebida como mirador y con una pequeña exposición sobre el viaducto.

Viaducto de Garabit

Proyecto de gran osadía técnica en la época, fue construido por la compañía de Gustave Alexandre Eiffel, entre 1881 y 1884. Situado en en la localidad de Saint-Flour, cruza el río Trouyère y el valle que le da nombre; Garabit. Es totalmente metálico, con la parte central en arco de 165 m de luz. La Longitud total es de 565 m y la altura en el punto máximo de 122 m. En su época, era uno de los puentes más altos del mundo.

En 1934 se electrificó y la velocidad máxima permitida de los trenes en el puente es de 40 km/h.

 

Viaducto de Rouzat

Construido en 1869, totalmente metálico, es todavía operativo. Está situado cerca de Saint-Bonnet-de-Rochefort (Allier), en la línea férrea de Montluçon a Gannat. Tiene una longitud de 180,6 m y alcanza una altura máxima de 58,90 m. Es uno de los viaductos construídos por Gustave Alexandre Eiffel. Se trataban de auténticas obras de ingeniería en su tiempo.

Viaducto de Rouzat

Muy cerca del viaducto de Rouzat, podemos ver el viaducto de Neuvial, obra también de Gustave Alexandre Eiffel. Algo más pequeño, de 160,2 m de longitud y 44 m de altura, está encajado entre montañas. La carretera pasa por debajo, justo en una curva. Es complicado de fotografiar en su conjunto.

Viaducto de Bellon.

Totalmente metálico y de similar concepción tambien, construído en 1869, pero no por la compañía de Effiel. Está cerca de Louroux-de-Bouble (Allier) y se encuentra también en la línea Montluçon-Gannat .  Tiene una longitud total de 231,4 m y una altura máxima de 48,5 m.

Viaducto de Bellon

Viaducto de Fades. Espectacular viaducto situado entre Sauret-Besserve y Les Ancizes-Comps (Puy-de-Dôme). Forma parte de la línea Volvic-Lapeyrouse. Fue construido por la Société Française de Constructions Mécaniques, de 1901 a 1904. Tiene una longitud de 470,25 m y una altura, en el punto más alto del puente sobre el río Sioule, de 132,5 m. Se convirtió entonces, el día de su inauguración, como el puente más alto del mundo. Hoy es el cuarto puente ferroviario más alto.

Viaducto des Fades

El puente es metálico y los pilares son de granito. Tienen 92 m de altura, y son los pilares de ladrillo-granito altos del mundo.

Es espectacular contemplarlo. Hay un mirador desde la presa del pantano que hay enfrente, en el propio río Sioule. Se precisa un gran angular para fotografiarlo entero. Impresiona especialmente escuchar, cuando cruza un tren, el sonido que retumba y se amplifica en todo el valle.

Anuncios