El Maglev

 

Jamás había ido tan rápido en tierra. No es un tren propiamente dicho, puesto que no circula sobre raíles.

Se trata del Maglev, tren de levitación magnética, que transcurre desde el Aeropuerto de Pudong de Shanghái, hasta el centro de la ciudad. Es un trayecto de poco más de 30 km, que se realiza en 7 min.  No hay tiempo de recrearse en el viaje ni de disfrutar del tren. La velocidad máxima alcanzada en el trayecto que realicé, es de 430 km/h. Dura un instante.

El trayecto resulta muy corto y rápido. Circula la mayor parte del trayecto en estructura elevada. No se perciben vibraciones ni hay sensación de velocidad. Tampoco se puede contemplar el paisaje con detenimiento. Obviamente.

No se trata de un viaje, es un simple desplazamiento. Un tren distinto, con sensaciones especiales, que poco tiene que ver con los clásicos viajes en ferrocarril.

 

Diciembre 2017. Sergi Vera

Anuncios